Día de la Escarapela

Celebramos el Día de la Escarapela

Nacida por decisión del Primer Triunvirato el 18 de febrero de 1812 con los colores blanco y azul
celeste, tal como lo había solicitado Manuel Belgrano cinco días antes.

El MRH.·. Bartolomé Mitre (OE) narra como antecedente que Domingo French
y Antonio Berutti distribuyeron cintas blancas y celestes con vistas al
25 de mayo.

Al año siguiente, la Sociedad Patriótica, próxima a Mariano Moreno,
utilizó el distintivo blanco y azul celeste.

En 1934, la directora de la Escuela N.° 4 del C. E. 9º, Carmen Cabrera,
y los maestros Benito A. Favre y Antonio Ardissono, director y
vicedirector, respectivamente, de la Escuela N.° 11, se autoconvocaron
en comisión para celebrar el 20 de mayo como día de la escarapela. El
Consejo Nacional de Educación autorizó la iniciativa, pero adelantó la
celebración al día 18.

Siete años más tarde, el 4 de abril de 1941, el Consejo Nacional de
Educación determinó el 18 de mayo como “Día de la Escarapela”. Tras
otras alternativas, el Consejo Nacional de Educación ratificó en 1960 la
fecha celebratoria del 18 de mayo.

El Diccionario de la lengua define escarapela como “divisa compuesta de
cintas por lo general de varios colores, fruncidas o formando lazadas
alrededor de un punto, que se usa como distintivo, colocada enel
sombrero, morrión, etc., o como adorno”.

En nuestro caso, la Escarapela se luce generalmente a la altura del
corazón y es uno de los símbolos patrios de intenso arraigo emotivo y
simbólico que integra la tríada fundante con la Bandera y el Himno
Nacional. Es, además, de especial reconocimiento en nuestra condición de
masones porque varios de nuestros Hermanos tuvieron activa participación
en esas gestas gloriosas y en la creación de esos mojones que nos
identifican como argentinos con una historia y un destino común.

Ángel Jorge Clavero
Gran Maestre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *